jueves, 28 de julio de 2011

EL DANIEL


Hoy se cierra la campaña.

El domingo se veremo que pasa y aunque sea importante no es el motivo de estas cortas líneas.

Si que conozcan una parte de esta bestia enorme, enormísima, con la que compartimos muchos meses, casi un año.

Empezó solo, con su convencimiento a cuestas, y sus ganas y su fuerza de transformar esta Ciudad y recuperarla para el Proyecto Nacional.

Buscaba su revancha, la tuya, la mía, la de todos.

“Que es un flojo, que es tibio, que no es peronista, que no seduce y que la puta madre. “

El hombre seguía.

Y nosotros con él.

“Que se van a equivocar, que el candidato de Cristina es “el otro”, que no va a ser él”.

Juntos seguíamos.

Y nos dio todos los espacios posibles, absolutamente todos. Mesa chica, mesa grande, mesa redonda, mesa cuadrada.

Nos escuchó, siempre.

Nos atendió, siempre.

Nos alentó, siempre.

Nos acompañó en este crecimiento, siempre.

Estamos anchos de orgullo de haber transitado este camino (hasta el final) con un tipo que no bajó ni convicciones ni banderas.

Que creyó posible hacernos realidad este sueño colectivo y se la jugó con la mayor de las humildades, con la mayor de las capacidades, no traicionándose, no traicionando, llevando bien en alto, allá arriba la bandera más hermosa: la de la lealtad.

Gracias Daniel por permitirnos ser parte de este proyecto, de este sueño, de este tiempo.


Estuvimos.

Estamos.

Estaremos.


NDM

Siempre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada